Las 4 fases de la escritura: Cómo seguir escribiendo cuando crees que todo es malo

Escribir en cuatro fases

A mí me ha pasado muchas veces. Escribo unas cuantas hojas, me voy emocionando con lo que escribo, creo que es muy bueno y de pronto paro. Dejo de escribir. Releo lo que he escrito antes y me parece malo, muy malo. Pierdo la energía y dejo de escribir. Me bloqueo.

¿Qué es lo que me pasa?

La poeta y profesora Betty Sue Flowers tiene una respuesta en su estudio Madman, Architect, Carpenter, Judge: Roles and the Writing Process.

Para Flowers cuando crees que lo que has escrito es muy malo es porque estás mezclando dos fuerzas que son antagónicas. Ella las llama el loco y el juez.

El loco está lleno de energía y entusiasmo. No se preocupa mucho por los detalles pero es una bestia capaz de escribir diez páginas por hora.

El juez, por el contrario, es una energía crítica. Se sube a tu hombro, mira lo que has escrito y dice “es una basura”. Y lo dice con una seguridad que hace que el loco pierda su confianza y su entusiasmo y deje de escribir.

Si ambas fuerzas se juntan, te bloqueas. Pero no puedes simplemente prescindir del juez. Lo que has de hacer es separarlo del loco. Has de decirle al juez que le permitirás actuar, pero más tarde. Y entonces desatas al loco.

El loco

Deja que la energía del loco fluya. Busca lo que te interesa o emociona del tema y responde a esa emoción como harías a un amigo o un enemigo. Habla en el papel página tras página y no te pares a juzgar. Después reúne todo lo escrito y espera un día.

El arquitecto

La mañana siguiente, pídele al arquitecto que entre. El arquitecto leerá tus escritos y quizá considere interesante una décima parte de lo recogido en el papel. El arquitecto no es sentimental, solo tiene que recoger pedazos de material y colocarlos en una estructura adecuada. El arquitecto piensa a nivel de organización y no se preocupa por la estructura de las frases.

El carpintero

El carpintero entra después del arquitecto. Une las ideas en una secuencia lógica, procurando que cada frase esté bien escrita, contribuya a los argumentos del párrafo y lleve lógicamente a la siguiente frase.

El juez

Es el último en entrar. Interviene para inspeccionar. Examina la puntuación, la ortografía, la gramática y todos los detalles.

Cómo aplicar las 4 fases de la escritura de Betty Sue Flowers para mejorar tu escritura en el trabajo

En su libro  Mejora tu escritura en el trabajo Bryan A. Garner hace una aplicación de las 4 fases de Betty Sue Flowers para la escritura laboral y en general práctica.

A la hora de escribir algo, considera lo que tienes que hacer en cada una de las cuatro fases.

“El Loco” – Pregúntate: ¿Quién es tu lector? ¿Qué es lo que quieres conseguir? Es el momento para recoger temas e ideas y buscar materiales. Conviene que lleves un registro de lo que vas a escribir.

“El Arquitecto” – Haz un esquema básico de las ideas. Redacta tres frases sencillas y completas que recojan las ideas. Luego, colócalas  en un orden lógico. El esquema de tres partes será tu brújula para escribir.

“El Carpintero” – Redacta un primer borrador, escribiendo lo más rápido posible sin corregir nada. Ponte un límite de tiempo para cada sección. Si se atasca alguna, vuelve a ella más tarde.

“El Juez” – Revisa el borrador todas las veces que sea necesario.

  • Comprueba que tenga una estructura adecuada y que las ideas principales destaquen.
  • Pule el texto y elimina palabras innecesarias para hacerlo más fluido.

Pasa por estas cuatro fases de forma sucesiva, pero si lo necesitas, regresa a alguno de los pasos anteriores.

Si sigues esta estructura, tus escritos serán más potentes y eficaces.

Si te parece interesante, nos encantaría que lo compartierasShare on Facebook
Facebook
1Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.