El defecto principal y el arco del personaje.

En una entrada anterior, hablé de los defectos del personaje. Y mencioné el diccionario de características negativas del personaje, escrito por Angela Ackerman.

 

Basándome en ese mismo libro, continuaré hablando aquí de los defectos y su función en el arco del personaje.

 

Por: flickr.com/photos/theknowlesgallery/6226069477/

El defecto principal.

Hay muchos tipos de defectos, algunos sin mucha relevancia y otros con una función esencial en la novela. Son los defectos principales, y son los que hacen que el personaje se atasque en un punto determinado de la historia.

Al principio el personaje no ve su defecto principal o lo considera erróneamente como una virtud. Puede que el personaje se sienta desgraciado o esté relativamente contento, pero la satisfacción no puede ser total porque a su vida le falta plenitud.

El cambio que experimenta el personaje en la novela se llama arco del personaje. El personaje según crece cambia su visión de sí mismo y del mundo consiguiendo una visión más profunda y plena.

 

Motivación y conflicto externos.

El arco del personaje tiene, en su versión más simplificada, cuatro componentes:

La motivación externa, que es lo que el personaje trata de conseguir.

El conflicto externo, que es lo que impide que el personaje consiga su objetivo.

La motivación interna, que es lo que realmente lleva al personaje a tratar de conseguir ese objetivo.

El conflicto interno, que son las resistencias que hay dentro de cada personaje y que le impiden conseguir sus metas.

Pongamos un ejemplo.

Motivación externa: María es una directora de cine que trata de ganar un Oscar. Tiene un gran talento y su película tiene muchísimo potencial.

Conflicto externo: Durante el rodaje hay problemas de presupuesto, problemas con el protagonista de la película, problemas técnicos.

Motivación interna: Los padres de María nunca quisieron que se dedicara al cine. En el fondo, ella siempre ha querido demostrarles que se equivocaban, y siente que ganar un Oscar sería la manera definitiva de probarles su error.

Conflicto interno: María tiene problemas para creer en sí misma. Recuerda como hace mucho tiempo su padre la miró a los ojos y le dijo: “nunca vas a conseguir nada importante”. María se ha creído la mentira de que “nunca va a ser una directora del máximo nivel”.

El arco del personaje funciona mucho mejor cuando está conectado con la historia exterior. Cada vez que el personaje se encuentra con un enemigo o una resistencia exterior, tiene que sobreponerse a un problema interior.

 

Los defectos y el conflicto interior.

 

Los defectos favorecen el conflicto, porque son obstáculos que el personaje tiene que superar.

El conflicto se puede complicar aún más si se da al personaje deseos o necesidades contradictorias y se le obliga a elegir. Los defectos harán que el personaje tenga más problemas para elegir.

 

¿Pueden ser positivos los defectos?

 

Los defectos son principalmente negativos. Como vimos, impiden el crecimiento, la consecución de los objetivos o las relaciones del personaje.

Sin embargo la mayor parte de los defectos tiene un lado positivo. Si por ejemplo un personaje es soberbio, es probable que tenga más confianza en sí mismo. Los defectos pueden ayudar al personaje a conseguir algunos objetivos dentro del relato. Pensemos, por ejemplo, en un personaje mentiroso que es capaz de engañar a un enemigo para conseguir sus metas.

En entradas siguientes seguiremos examinando cuestiones relativas a los defectos del personaje.

Si te parece interesante, nos encantaría que lo compartierasShare on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.