Defectos del personaje 3. Los defectos del personaje y las relaciones.

En diversas entradas anteriores, vengo hablando de los defectos del personaje, siguiendo la obra “Diccionario de características negativas del personaje”, escrito por Angela Ackerman.

 

Los defectos juegan un papel muy importante en las relaciones entre los personajes. A veces puede haber un conflicto por características positivas, pero lo más frecuente es que sean los defectos los que generen los conflictos.

Para Angela Akerman los conflictos pueden ser de tres tipos.

 

Chispas.

Es el conflicto de más baja intensidad, que se manifiesta normalmente como impaciencia, frustración y desilusión. Casi todo transcurre bajo la superficie, pero afecta al personaje en su estado de ánimo, juicio y percepción. Puede provocar exteriormente un intercambio verbal, y puede afectar a la amistad. Cuando los personajes se vuelvan a encontrar habrá una cierta incomodidad, pero es possible que se obtenga el perdón y vuelva el equilibrio.

Por: flickr.com/photos/bayasaa/2693161493/

Por: flickr.com/photos/bayasaa/2693161493/

Fuegos artificiales.

Aquí la tensión aumenta. Puede haber discusiones, lenguaje verbal tenso y disminución de la empatía. Las voces se elevan y los personajes se manifiestan, en ocasiones sabiendo que herirán al otro.

Los fuegos artificiales tienen un efecto duradero en la relación, haciendo la reconciliación más difícil. Aunque se puede llegar a recuperar la relación se requiere tiempo y esfuerzo por ambas partes.

 

Explosiones.

 

Esto es lo que en español llamamos “liarse parda”. Esta fricción de alto voltaje hace que los personajes sientan rabia, traición o humillación.  Los personajes se vuelven imprevisibles y pueden gritar, volverse violentos, romper cosas o simplemente irse.

Una vez que se produce una explosión, la relación se rompe. Se produce resentimiento y rabia cada vez que se menciona el acontecimiento. Si el tiempo vuelve a hacer que los dos personajes se encuentren, la relación no suele volver a ser lo que fue.  Es complicado recuperar la confianza, incluso volver a confiar en otras personas en situaciones semejantes.

Ackerman recomienda que ajustes la tensión en tu novela. Súbela o bájala y comprueba qué consecuencias tiene y cómo afecta a tu novela.

Por: flickr.com/photos/bayasaa/2693161493/

 

Otras entradas sobre los defectos de los personajes basadas en el mismo libro:

1.Los defectos del personaje

2. El defecto principal y el arco del personaje

Si te parece interesante, nos encantaría que lo compartierasShare on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No comments yet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.