Cómo crear una montaña rusa emocional en tu relato

Dice Ray Rhamey en su libro Mastering the Craft of Compelling Storytelling que el objetivo de la novela tiene que ser que el lector sienta lo que está sintiendo el personaje. El lector de una obra de ficción es una especie de polizón que vive a través del personaje. Por eso cuanto más sienta el personaje más disfrutará el lector.

Por: flickr.com/photos/nicksie2008/6908159578/

Los sentimientos tienen un efecto que aumenta con el contraste y disminuye con el paso del tiempo.

Aumentan con el contraste porque si tú eres rico, ganar mil euros en la lotería no te hace disfrutar demasiado. Si eres pobre, ganar mil euros producirá un contraste mayor y te generará un sentimiento más fuerte.

Disminuyen con el paso del tiempo porque si ganas mil euros en la lotería hoy estarás eufórico, dentro de una semana contento, y dentro de un mes estarás pensando en otra cosa.

Considerando el contraste y la disminución temporal del efecto de los sentimientos, es natural que la montaña rusa emocional sea la que genera sentimientos más intensos. Cualquiera que haya estado en una relación tormentosa puede dar fe de ello.

Por tanto el lector, que busca sentimientos, disfrutará más cuanta más montaña rusa emocional exista.
Si lo piensas, la montaña rusa emocional es lo que consiguen series como Breaking Bad, Animal Kingdom, House of Cards, Billions y tantas otras. Hay diversas tramas que van influyendo las unas en las otras de manera que cada poco rato todo cambia. Un personaje tiene la victoria en su mano pero una circunstancia azarosa cambia las tornas y lo deja desprotegido. Luego realiza una maniobra que detiene ese nuevo golpe, y contraataca y así sucesivamente en un guión muy trabajado y que nunca deja de cambiar.

Si compararamos un guión bien trabajado con uno ordinario, la principal diferencia sería posiblemente el número de puntos de giro. Con un buen guión, en un episodio hay muchísimos cambios. Con un guión vulgar, solo hay un par de cambios.

Y puede gustarte o no, pero la realidad es que a casi todos nos gusta experimentar esa adrenalina de los cambios constantes.

Muchas veces los escritores damos una importancia al estilo que los lectores no le conceden. Y cuando no lo valoran decimos que no entienden la literatura. Puede que sea cierto y entiendo perfectamente que no desees plegarte a los deseos de los lectores si no pretendes vivir de escribir. Pero si lo que quieres es vivir de escribir, entonces ya no se trata solo de un arte, sino también de un negocio, y escribir lo que los lectores no demandan es como si McDonalds vendiera hamburguesas de espinacas solo porque cree que es lo que sus clientes deberían comer.

¿Cómo crear la montaña rusa emocional?

Pongamos que quieres hacer el experimento y crear una montaña rusa emocional. ¿Cómo conseguirlo?

Lo primero es conseguir que al lector le importe tu personaje. Necesitas que el lector quiera que el personaje tenga éxito en lo que intenta. Puede ser porque le caiga bien o puede ser porque simplemente siente curiosidad por lo que pasará cuando consiga su objetivo.

Luego tienes dos opciones. O crear la montaña rusa emocional en función del carácter del personaje o crearla por circunstancias exteriores.

Para crear una montaña rusa emocional basada en el carácter del personaje, piensa en qué situación sería la más complicada para el tipo de personaje de que se trata. Si es un personaje despiadado, piensa en qué ocurriría si su pequeño nieto está en peligro. Si es una persona opuesta a la violencia, ¿cómo reaccionaría si tuviera que matar a alguien para defenderse? La pregunta que deberías hacerte es ¿qué sería lo más complicado para este personaje?

También puedes crear una montaña rusa emocional por circunstancias exteriores. Pregúntate ¿qué es lo peor que podría suceder en esta situación? ¿un barco está siendo asaltado por piratas somalíes? haz que se declare un incendio ¿los protagonistas están sitiados por los indios en una fortaleza? haz que se acaben las balas.

También puedes hacer que ocurra algo muy bueno y al poco tiempo hacer que pase algo muy malo. Por ejemplo el personaje conoce a la chica de su vida, queda para una cita, pero mientras se dirige allí en el coche se queda sin gasolina en mitad del campo.

Fuentes: https://www.wattpad.com/22005168-yuffie%27s-writing-how-to%27s-how-to-create-an

Si te parece interesante, nos encantaría que lo compartierasShare on Facebook
Facebook
1Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No comments yet.

Deja un comentario